lunes, 21 de enero de 2008

Zombies

Quiero dormir de noche y despertar en el día, pero el día me desespera y la noche me calma y es cuando mejor puedo crear.
Amo la luz del día,el aroma de la mañana, pero el ruido ha aumentado demasiado y me altera. Las bocinas, los frenazos, la gente que pasa discutiendo por el lado.

Los teléfonos ¿por qué suenan tanto los teléfonos? ¿acaso no se han dado cuenta aún que se inventó la inet? ¿y por qué gritan al teléfono? Mientras más lejos está el otro más sube el volúmen del que habla, los decibeles para Conce y para Arica no son los mismos.

Y los niños que cada vez hacen más pataleta y menos juego ¿en qué momento estos monstruos tomaron el control de las cosas? No lo se con exactitud pero seguro fue en algún momento entre mi niñez y la actual. ¿Será que los padres hippies criaron hijos incapaces de criar hijos??

_______________________________________________________________________
Escucho susurrar acá cerca que parezco un zombie....es raro, me asomo a la ventana y siento el mismo hedor. Que me introduzco en un mundo lleno de zombies ocupados sólo en llenar un estómago que les ocupa todo el ser, son sólo estómago, por eso es más que apetito, es voracidad.
He tratado de sobrevivir varios años camuflándome, escondiéndome, comportándome como una de ellos. Pero creo que se me empieza a notar demasiado el hambre que tengo en el alma.

Para mi desgracia vivo en un lugar donde la sed del alma se tapa con alcohol, con mentiras, con electroshoques, con exilios y autoexilios (hay que sobrevivir a como de lugar)......y si los zombies te atrapan te amarran y te encierran en un gran refrigeredoar blanco. Dicen que es por tu bien, pero sólo es para alimentarse de ti cuando no les quede nada más a mano.

_____________________________________________________________________________________

1 comentario:

seleucus dijo...

Los zombis dan mucho la lata. Mejor Godzilla (las películas, claro).