lunes, 13 de octubre de 2008

Simulación

"El arte de la guerra se basa en el engaño.
Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad.
Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca.
Poner cebos para atraer al enemigo.
Golpear al enemigo cuando está desordenado.
Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes.
Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte.
Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle.
Si es arrogante, trata de fomentar su egotismo.
Si las tropas enemigas se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas.
Si están unidas, siembra la disensión entre sus filas.
Ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera.
Estas son las claves de la victoria para el estratega." (Sun Tzu)


La simulación es un arte.
Mediante la simulación es posible crear.
Realizando de manera adecuada y constante un acto de simulación podemos lograr que lo simulado se convierta en real, por tanto la simulación es una herramienta mágica de enorme poder. Debemos empero simular para nosotros mismos, lograr engañarnos de tal manera que nos convenzamos de que somos lo que pretendemos ser y de esa manera lograremos vencer al más fuerte de nuestros oponentes, el que está dentro de nosotros mismos.

3 comentarios:

La vida de Vincent dijo...

El arte de la guerra en verdad solo es una forma violenta de obtener paz. No se estudia para aplicarlo siempre, sino más bien en caso de lucha.....

LEONOR DINAMARCA dijo...

y yo que repto... que me conformo con el silencio de mis 4 paredes...
sólo las mariposas nocturnas me visitan...
meditaré sobre la guerra, aunque lo único que me vale es el tecleo del computador y el encierro.
besos poéticos

LEONOR DINAMARCA dijo...

www.leonordinamarca.cl